sábado, 14 de abril de 2012

Mario Sapag... Q.E.P.D. De Alguna Manera...

Murió el humorista Mario Sapag...


El comediante y cómico argentino Mario Sapag, con un dilatada y extensa carrera televisiva y cinematográfica, falleció anoche a los 76 años en la Clínica Basilea del barrio porteño de Monserrat, luego de padecer una prolongada enfermedad que incluyó problemas cardíacos y pulmonares, informaron hoy familiares y allegados.

Los restos del humorista serán velados mañana a partir de las 10 de la mañana en la casa mortuoria Zuccotti Hermanos (avenida Córdoba 5084) y recibirá sepultura el lunes próximo en horas del mediodía en el Panteón de Actores del Cementerio de la Chacarita.

Sapag falleció a las 20.30 de anoche en la clínica en la que se encontraba internado ante su delicado estado de salud.

Nacido en Buenos Aires en 1935 e hijo de libaneses, Sapag comenzó su trabajo profesional a los 18 años en la radio como humorista, una labor que llevaría después al teatro de revistas, la televisión y el cine.

Entre 1963, cuando debutó en la cinta “Canuto Cañete, conscripto del siete”, protagonizada por Carlitos Balá, y 2001, en que cerró su carrera cinematográfica con la no muy recordable “Nada x perder”, con Osvaldo Sabattini y Paola Krum, protagonizó 20 películas, trabajando con los hermanos Sofovich, Enrique Dawi y Enrique Carreras, entre otros directores.

En el medio, fue partícipe de varias comedias picantes como “El telo y la tele” (1985), “Hotel de señoritas” (1979) y “La noche viene movida” (1980).

También estuvo en “Aquellos años locos”, con Palito Ortega y Mercedes Carreras en 1971; y participó en varios de los éxitos de la dupla Olmedo-Porcel como “Los caballeros de la cama redonda” (1973), “Los fierecillos indomables” (1982), “Los fierecillos se divierten” (1983), “Mirame la palomita” (1985), “Los reyes del sablazo” (1983) y “Sálvese quien pueda” (1984).
También fue nombre habitual de la cartelera del teatro de revistas, encabezando como capo cómico o siendo parte del staff de humoristas, según el sube y baja de la popularidad de una profesión que a veces sonríe más que otras.

Su mayor repercusión la obtuvo en la televisión en la década del 80, donde a caballo de su talento para las imitaciones y las amplias repercusiones de sus caracterizaciones de personajes públicos como César Luis Menotti, Jorge Luis Borges y el presentador Roberto Galán, encabezó “Las mil y una de Sapag”, que se mantuvo varios años en pantalla en Canal 9 y Telefé.

En esta época, protagonizó un incidente de repercusiones políticas, cuando caracterizado como el canciller del gobierno de Raúl Alfonsín, Dante Caputo, logró ingresar a la residencia presidencial de Chapadmalal burlando todos los controles de seguridad y posando para varias revistas.

A lo largo de esos años de mayor fama, con un programa que alcanzó los 40 puntos de rating, personificó, entre otros, a los expresidentes Carlos Menem y Raúl Alfonsín, al actor español Pepe Sacristán, a Pilar Franco, Míster T, Hugo Guerrero Martinheitz y Tita Merello, entre otros.
Este exitoso ciclo tuvo una remake en 1999 en América, con el nombre de “Imitaciones peligrosas”, pero entonces el personaje ya no generaba sorpresa y sucumbió con menos de 7 puntos de rating.

Sus últimos trabajos teatrales fueron en el elenco de la obra teatral “Primera dama se busca”, con Nito Artaza, Carlos Perciavalle, María Eugenia Ritó, Adabel Guerrero, Gladys Florimonte y Fabián Gianola, entre otros en 2010; y una breve participación en “Fortuna 2″, del millonario mediático Ricardo Fort, que interrumpió al ser internado por una dolencia cardíaca en junio de 2011.

© Fuente Agencia Télam. Publicado en el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 14 de Abril de 2012.

Publicar un comentario