lunes, 2 de abril de 2012

Centro de detención La Cacha... De Alguna Manera...

Elevan a juicio oral la causa del centro La Cacha...


Centro clandestino por donde pasaron los hijos de Carlotto y Hebe, a juicio oral. Elevaron a juicio oral la causa de La Cacha, en donde entre el 77 y el 78 estuvieron "detenidos-desaparecidos" más de 200 personas. La única foto recuperada. Por el lugar, que funcionó entre el 77 y el 78, y que manejaba la inteligencia del Ejército, pasaron como detenidos-desaparecidos los hijos de Estela de Carlotto y de Hebe de Bonafini. También la familia del embajador Bettini.

La Justicia federal elevó el último miércoles a juicio oral la causa por crímenes ocurridos durante la última dictadura militar en el centro clandestino de detención conocido como La Cacha. La importancia de este caso radica, entre otras cosas, en que es la primera causa en la que se puede comprobar que  la dirección y ejecución de la represión en un centro clandestino estuvo a cargo de la  Inteligencia del Ejército.

La Cacha funcionó entre febrero de 1977 y noviembre de 1978 y se hallaba situada en la localidad de Lisandro Olmos, La Plata. Sus edificaciones fueron demolidas en junio de 1981, momento en que también se instruyó a que se destruya todos sus planos y fotografías, con la finalidad de hacer desaparecer los rastros de la existencia del centro de detención clandestino. Sin embargo, después de varios años de investigación, el juzgado a cargo de Manuel Humberto Blanco rescató del archivo del Servicio Penintenciario una única foto de 1981 que consta en la causa a la que accedió PERFIL y que ilustra esta nota.

Por La Cacha pasaron más de doscientas personas, muchas de ellas se encuentran desaparecidas, otras fueron asesinadas simulando enfrentamientos, otras fueron liberadas desde el centro, y otras fueron legalizadas y puestas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, permaneciendo detenidas durante años en unidades penitenciarias. Dentro de las víctimas que permanecieron detenidas-desaparecidas, se encuentran Laura Carlotto (quien fue sacada del centro para dar a luz y es la única embarazada que volvió luego de haber parido); María Rosa Reggiardo Tolosa (madre de los mellizos Matías y Gonzalo Reggiardo Tolosa, que fueran apropiados por el represor Miara); Antonio Bettini y su suegra; y Raúl y Jorge Bonafini.

A partir de los testimonios de los sobrevivientes y a lo largo de la investigación, se pudo descubrir que en este centro operaron grupos de distintas fuerzas de seguridad, entre los que se encontraba personal del Servicio Penitenciario Bonaerense, Marina, Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE); y el Personal Civil de Inteligencia del Ejército (PCI).

El PCI fue identificado gracias a que los testimonios daban cuenta de un grupo que los mismos guardias reconocían como pertenecientes a un Servicio de Inteligencia. Según estos relatos, parte de ellos mencionaban ser estudiantes universitarios, por lo que a partir de fotografias aportadas por la Universidad Nacional de La Plata a la investigación, las víctimas pudieron reconocerlas. A través de este reconocimiento, se vinculó a la cadena de mandos del Destacamento de Inteligencia del Ejército 101 de La Plata.

La prueba que vinculaba al PCI se encontraba bajo “secreto de Estado”, que el Juzgado requirió levantar en septiembre de 2009. En enero de 2010, mediante el decreto 4/2010, se dispuso el levantamiento de la clasificación de seguridad de toda la documentación vinculada con el accionar de las Fuerzas Armadas durante 1976 y 1983. A partir de ello, la investigación sobre el PCI avanzó y esta causa se convirtió en la primera que revela la participación de la Inteligencia del Ejército.

Entre los procesados y detenidos del SIE figuran: Alejandro Arias Duval (jefe del Destacamento 101); Carlos del Señor Hidalgo Garzón; Jorge Di Pasquale; Carlos Romero Pavón; Gustavo Cacivio; Ricardo Fernández; Roberto Balmaceda; Emilio Herrero Anzorena;  Anselmo Palavezatti; Juan Carlos Negri; Luis Orlando Perea. En tanto, Ricardo Luis von Kyaw se encuentra con pedido de captura. Por el PCI se encuentran: Raúl Espinoza; Claudio Grande; Rufino Batalla; César Branne. También aparecen procesados el ex gobernador de facto Ibérico Saint-Jean; y su ministro de gobierno, Jaime Smart, entre otros.

Esta causa fue elevada a juicio por el Juez Blanco el miércoles y recibida por el Tribuna Oral  2 (integrado por los jueces Jorge Micheli, Alejandro Smoris y Nelson Jarazo) al otro día. La investigación que se inició en 2004 y cuyos testimonios se comenzaron a tomar en 2009, consta de más de 61 cuerpos, 100 incidentes y 500 legajos, más documentación agregada de la Conadep y de los Juicios por la Verdad, así como de causas que se tramitaron en el juzgado federal 2 de La Plata.

© Publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el domingo 1º de Abril de 2012.





 


Publicar un comentario