domingo, 11 de marzo de 2012

Sube para unos... Baja para otros... De Alguna Manera...

La sucesión de problemas del último mes hizo caer a Cristina 17 puntos…


La imagen presidencial está en su punto más bajo en un año. El accidente de Once, el escándalo Ciccone y la quita de subsidios hicieron mella entre febrero y marzo. Igual está lejos del resto.

La luna de miel de Cristina Kirchner, tres meses después de haber sido reelecta con el 54 por ciento de los votos, el porcentaje más alto desde el retorno de la democracia, parecería estar llegando a su fin. Según los primeros sondeos, la curva que refleja la imagen de la Presidenta cambió su curso y empezó a decaer. Y en el último mes, tras la tragedia de Once, ese descenso se volvió mucho más pronunciado.

La imagen positiva de Cristina Kirchner cayó 17 puntos porcentuales entre febrero y marzo, para registrarse en el 42,1 por ciento. Esa medición es incluso inferior a la que tenía en febrero del año pasado (45 por ciento), la más baja de todo 2011. En octubre último, momento en el que se desarrollaron las elecciones, su imagen positiva alcanzaba el 63,3 por ciento, por lo que cinco meses después el balance es que las consideraciones favorables bajaron más de 21 puntos. Hasta febrero, sin embargo, sólo había caído cuatro puntos. Así lo indica un trabajo realizado esta semana por la consultora Management & Fit (http://www.myfconsultora.com.ar/opinion/index.html), a nivel nacional y en exclusiva para PERFIL.

De esta manera, la historia para Cristina parece volver a repetirse. Cuatro años atrás, cuando asumió la Presidencia, los comienzos fueron turbulentos. Las revelaciones del caso de Antonini Wilson y la valija con 800 mil dólares, más el inicio del conflicto con el campo, fueron piedras en el camino que desgastaron su imagen.

Desde que reasumió, en diciembre, se concatenaron decisiones y situaciones que pusieron en riesgo la armadura kirchnerista. A saber: baja de subsidios y el inminente aumento de tarifas, los problemas en la distribución de la SUBE, el escándalo de Ciccone Calcográfica que involucra a Amado Boudou, la revelación del Proyecto X con el que Gendarmería espiaba a opositores, las protestas antimineras y su represión, y el conflicto docente. Pero la gota que rebasó el vaso fue la tragedia ferroviaria en la estación porteña de Once, que dejó un saldo de 51 muertos y unos 700 heridos.

El retroceso presidencial también se visualiza en la evaluación de la gestión. La aprobación de lo actuado por el Gobierno cayó más de 7 por ciento, mientras que la desaprobación subió el 6 por ciento. La primera, de todas formas, sigue siendo levemente superior: 44,9 a 41,9.

El dato para considerar es que, así como decrece la imagen positiva de la mandataria, el aumento de la imagen negativa no es inversamente proporcional. Por el contrario, solamente la mitad de los apoyos que pierde Cristina pasan a engrosar la imagen negativa, que hoy está en 28,9 por ciento (más alta que en todo 2011). La otra parte se queda como imagen regular.

Sin alternativa. Una cuestión relevante para los analistas, en este punto, es que la falta de una alternativa política con fortaleza impide que esa pérdida de imagen positiva pase a la negativa. En la actualidad, no hay ningún opositor que esté capitalizando la merma kirchnerista. Además, coinciden los analistas, mientras los indicadores económicos no cambien y la sociedad empiece a sentir un ajuste en sus bolsillos, Cristina puede recuperar terreno. De esa forma, la pérdida de imagen actual podría quedar registrada como una cuestión coyuntural (ver aparte).

En comparación con el resto de los principales dirigentes, Cristina Kirchner se mantiene por encima de cualquier otro opositor, en lo que a imagen positiva se refiere. Detrás de su 42,1 por ciento, aparece el socialista Hermes Binner, líder del Frente Amplio Progresista, con el 36,3 por ciento. Después está Mauricio Macri, quien a raíz del conflicto por el manejo del subte y los colectivos hoy aparece polarizando la escena política con la Presidenta. Tiene una imagen positiva del 32,8 por ciento. El ex candidato del radicalismo Ricardo Alfonsín los sigue con el 27,3 por ciento.

Sin embargo, hay un dirigente que supera a Cristina, y está en sus propias filas. El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, lidera el ranking de dirigentes, con una imagen positiva del 46,6 por ciento. En la negativa, la ventaja del ex motonauta es aún mayor ya que tiene casi la mitad de Cristina, con el 15,4 por ciento.

Por otro lado, la evaluación de la gestión de Scioli también le sigue siendo favorable. El 41,2 por ciento lo aprueba y el 32,3 lo desaprueba.

© Escrito por Gabriel Ziblat y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el domingo 11 de Marzo de 2012.

Publicar un comentario