domingo, 18 de marzo de 2012

Ricardo Raúl Jaime... Un chistoso...

El último de Jaimito...

 El último "chiste" de Jaimito...

Cambios de un menemista tardío. Su moto BMW, los pisos en Libertador y Puerto Madero, los viajes a Río en avión privado. Vida y obra del secretario de Transporte.

El ingeniero agrimensor Ricardo Raúl Jaime nació el 16 de enero de 1955, está casado con Gloria Edith del Corazón de Jesús Vilchez y es secretario de Transporte desde la asunción de Néstor K en 2003.

Jaime es el más menemista de los K y tiene un genio para la economía comparable al de Henry Ford:de otro modo sería imposible vivir como lo hace con su salario de 8.181 pesos. A efectos impositivos declara tres inmuebles: una casa en Caleta Olivia de 81 metros cuadrados, una casa en Córdoba de 186 metros y otra en Nueva Córdoba de 49 metros cuadrados.Tiene deudas por 5.000 pesos con el Banco de Galicia y por 41.034 con el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda. Su moto BMW R1200T desentona un poco con el contrafrente en Caleta Olivia: fue comprada en julio de 2006 y cuesta 77.000 pesos, casi su salario de un año. Con una moto y un auto con chofer le alcanza, porque casi no tiene amigos que llevar: no tiene buena relación con De Vido, Cristina lo evita, nunca hace reuniones con sus funcionarios ni consulta nada con nadie. Sólo se ve con Néstor.

Cuando llegó a Buenos Aires estaba igual de solo: pasó sus primeras noches en la gran ciudad en el hotel El Facón Grande, de Reconquista 647, un hotel sindical de Gerardo “Momo” Venegas, de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE). Ahora vive con su mujer en el piso 12 de Libertador 650 (esquina Cerrito), viste trajes de confección, usa corbatas Hermés y accesorios de oro dorado, y le fascinan los zapatos. Dicen que tiene más de 30 pares y le divierte preguntarle a cada interlocutor por la marca de su calzado. (Yo, por si le preocupa, uso Prada talle 11.) Practica karate, y es cinturón negro.

–Con tal de no entregarlo, rendí libre el marrón –repite siempre Jaimito la misma broma, refiriéndose, claro, al color del cinturón de karateca.

Toma café casi todas las mañanas en Rond Point, sobre Figueroa Alcorta al lado de Canal 7, con su amigo Claudio Cirigliano (poderoso empresario del transporte local quien, según diversas fuentes, ”le enseñó a Jaime la buena vida”). Todos los mediodías Jaimito va hacia su otro domicilio: un departamento en un complejo que ocupa una manzana en Juana Manso 1161, quinto piso, Puerto Madero. Allí hace gimnasia o se relaja en la pileta. En ese edificio, llamado Terrazas del Dique, también vive Facundo De Vido, hijo del ministro. El sitio fue construido por el estudio de Fernández Prieto y Asociados, que figura cobrando sobreprecios por una remodelación de coches y estaciones de trenes en una de las causas judiciales en las que Jaime está más comprometido. 

Dos fuentes que no están vinculadas entre sí aseguraron a este diario que la fiebre inmobiliaria de Jaime lo ha llevado, además, a tener otra casa, pero en San Isidro. Jaime pasa algunos fines de semana en la zona norte del conurbano bonaerense y, de hacerlo, toma sol en el yate de Claudio Cirigliano, con amarra en un club de San Isidro. Su otro destino de finde es Córdoba: al aeropuerto de Pajas Blancas llega en el CESSNA 550 patente LV-BHJ de su amigo Claudio, una compra reciente con la ayuda del Banco Macro. Con ese Lear u otros también viaja a Río de Janeiro con cierta asiduidad y se ufana ante sus amigos de que este verano pudo estar en la cidade maravilhosa cinco días corridos sin que Kirchner lo llamara para volver de urgencia.

En su oficina del piso 12 de Hipólito Yrigoyen 250 su obsesión por las cámaras le valió el mote de Gran Hermano: hay doce en total y varios monitores en su escritorio controlando desde la cochera hasta el hall de ingreso. Sus visitas más exclusivas acceden en general desde la cochera en el ascensor privado para los ministros y secretarios, por lo que nunca queda constancia de ingreso. Completa su oficina un plasma y un cómodo sillón para mirar la tele. Allí mismo recibe a su peluquero y a su lustrador de zapatos.

En “Hablen con Julio”, un interesante trabajo de Francisco Olivera y Diego Cabot, una anécdota retrata el modus operandi de Jaimito: ”La gestión de Jaime –escriben Olivera y Cabot– logró modificar drásticamente las reglas de juego del transporte nacional. Antes, las Cámaras tenían sólo una función de lobby sectorial. Todo cambia. Después de Jaime, los responsables de cada una de las firmas de colectivos urbanos tienen, además, la obligación de pasar, por lo menos una vez al mes, por la Cámara que los representa. Es para pagar, dicen, ”la cuota social”. Hablamos con un transportista y transcribimos literalmente el diálogo:

–¿Cómo es el sistema recaudatorio?

–Las cámaras empresariales son las que recolectan el dinero por medio de sus socios. Por ejemplo, cada una junta entre 100 y 150 pesos por unidad. El dinero lo recibe directamente el último destinatario en persona en su oficina y es entre tres y cuatro palos por mes. La recaudación incluye Capital Federal y las de larga distancia.

Jaime en Tribunales.

El autor ideológico del tren bala es sujeto de varias investigaciones por parte de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas: Manuel Garrido hizo una denuncia a la Justicia Federal al detectar irregularidades en la remodelación de estaciones de trenes y la reconversión de coches operados por Ferrovías (Ferrovías, de Gabriel Romero, como se dijo, uno de los empresarios asociados con Alstom para la construcción del tren). Fue Ricardo Jaime quien aprobó y preadjudicó las obras a través de las resoluciones 421 y 422 de diciembre de 2003. En el caso de los vagones en menos de cuatro meses los trabajos de reconversión sufrieron un aumento de 35,7% y todo siguió en aumento hasta que la reconversión de los 120 coches se cotizó en 618.512 pesos y no debería haber superado los $ 266.250.

En la causa por remodelación de 22 estaciones de la línea Belgrano Norte, el fiscal Garrido solicitó la indagatoria de Jaime basándose en un aumento de costos del 285%.

Jaime fue también denunciado por uno de sus subordinados, el entonces subsecretario de Transporte Aerocomerical Ricardo Cirielli, que presentó ante el ministerio público un anónimo en el que se acusaba a Hilario Lagos, asesor de Jaime, de pedir coimas a nombre de su jefe. Cirielli amplió la denuncia el 14 de febrero y presentó diversas pruebas en los casos de Avianca, Air Europa, LAFSA, Ayres del Sur y multas a Aerolíneas Argentinas. A estar de la denuncia de Cirielli la directora de Sumarios del Ministerio de Planificación, Maria Redrozo de Smaldone, le pidió a Jaime en la nota 169 del 6 de noviembre pasado que asignara nuevas funciones al personal que estuviera involucrado en los hechos que se investigan. Pero Jaime decidió ignorarla: Lagos convoca a reuniones con directivos de las compañías aéreas en oficinas de la Subsecretaria de Transporte Aerocomercial. El hombre justo en el lugar justo.

© Escrito por Jorge Lanata y publicado por el Diario Crítica de la Argentina el martes 16 de Marzo de 2008. Investigación de Jorge Lanata, Luciana Geuna y Jesica Bossi.

 



Publicar un comentario