sábado, 24 de marzo de 2012

Fosa común en Tucumán... De Alguna Manera...

Identifican a personas que fusiló Bussi...

En Tucumán se encontraron restos de desaparecidos. Foto: Cedoc

Son restos de desaparecidos hallados en una fosa tucumana.

Once meses después del hallazgo de la fosa común de inhumación en el Arsenal Miguel Azcuénaga de Tucumán, donde fueron hallados restos óseos pertenecientes a 15 personas desaparecidas durante la última dictadura militar , el juez federal de Tucumán Daniel Bejas informó que después de los estudios de ADN realizados se pudo determinar exitosamente la identidad de tres de las victimas que de acuerdo a los estudios genéticos pertenecerían al ex legislador provincial Damián Octavio Márquez, a Pedro Guillermo Corroto Barraza y José Máximo Tapia.

El hallazgo de la fosa común del arsenal sirvió corroborar el horror que se vivió en Tucumán durante la década del 70 y desenmascarar las mentiras de Antonio Domingo Bussi, que negó hasta su muerte las atrocidades que cometió cuando comandó el operativo independencia en la provincia.

Los trabajos de excavación que estuvieron a cargo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF ) y del Grupo Interdisciplinario de Arqueología y Antropología de Tucumán (GIAAT), comenzaron en el 2005 ante la presunción que en el arsenal Miguel de Azcuénaga funcionaba el mayor centro clandestino de detención del norte del país, por el que habrían pasado unos 900 detenidos. Ezequiel Del Bel , del Grupo  Interdisciplinario de Arqueología y Antropología de Tucumán recuerda que una de las principales dificultades que tuvieron que atravesar fue chequear el rumor que se había instalado en la sociedad de que los militares habían ocultado los cuerpos de desaparecidos debajo de un campo minado, para que nadie los encuentre. Así que fue necesario llevar a cabo todo un trabajo de desminado para no correr ningún riesgo durante la búsqueda que realizamos”.

Testimonio clave. Para que la excavación fuera exitosa, fue determinante el testimonio del ex gendarme Omar Torres que a principios de los 80 había declarado que había visto a Antonio Domingo Bussi fusilar a prisioneros indefensos en el arsenal durante el año 1976: “Cada 15 días se hacía presente Antonio Domingo Bussi junto a otros oficiales. Llegaban alrededor de la medianoche. Bussi siempre vestía de combate. Se hacía un pozo de 4 de ancho y dos de profundidad, donde arrodillaban a los detenidos con los ojos vendados y le daban un tiro de gracia en la cabeza. Luego se procedía a quemar los cuerpos con gomas y leña. El olor era insoportable y perduraba por varios días. Recuerdo que no podía comer”, dijo Torres alrecordar el horror.

ADN. La identificación de los restos de Damián Octavio Márquez,a Pedro Guillermo Corroto Barraza y José Máximo Tapia, se logro luego que fueran analizadas en el laboratorio del equipo de antropología forense de la Nación, donde se procedió a determinar edad, sexo y causas de la muerte. Una vez concluida esa etapa fueron cotejados con los ADN de familiares de desaparecidos de Tucumán. Según pudo averiguar  Perfil.com no fue una tarea fácil ya que hasta el momento se encuentran muy pocas muestras genéticas para comparar, teniendo en cuenta el número desaparecidos que hubo en la provincia, que llegan alreedor de 1.000: “Todavía no faltan recolectar muestras de 500 personas”, dijeron fuentes allegadas a los familiares de los desaparecidos.

© Escrito por Edgardo Guantay y publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el jueves 22 de Marzo de 2012.


Hallan una fosa común con cuerpos en un centro de detención clandestina...

El centro clandestino "El Arsenal" de Tucumán fue el segundo más grande de todo el país. Foto: Centro de Información Judicial

Se trata de un lugar perteneciente al Ejército tucumano y fue el segundo campo de concentración más grande de la Dictadura. Cómo encontraron los restos.

Un nuevo hallazgo desde Tucumán. Luego de que se conociera que fueron identificados los restos del ex senador justicialista Guillermo Vargas Aignasse, desaparecido por la última dictadura, fue encontrada una fosa común con restos de desaparecidos dentro del ex Arsenal Miguel de Azcuénaga del Ejército, donde funcionó el mayor centro clandestino de detención y exterminio de esa provincia, informaron hoy fuentes judiciales.

La excavación realizada en el predio castrense encontró "restos óseos calcinados" así como "cuerpos completos en diferentes posiciones, varios de ellos atados en las extremidades superiores, algunos con presencia de proyectiles de arma de fuego y vainas asociados directamente", informó el Centro de Información Judicial.

Sobre el hallazgo, el gobernador de Tucumán, José Alperovich, sostuvo hoy que la confirmación de la existencia de fosas comunes con restos de desaparecidos en la provincia "comprueba que el genocidio de la dictadura militar fue tremendo, el grado de aberración que tuvo en la Argentina y cómo se mataba gente".

"Sin dudas es bueno que se muestre a la sociedad y que se esclarezcan los hechos. Los familiares nunca tuvieron la posibilidad de tener una tumba donde ponerle una flor porque han ocultado los cadáveres durante mucho tiempo. Ahora la gente se va a dar cuenta de la realidad; a veces hacía caso omiso y decía 'no me afecta, no quiero saber nada' porque no aparecían los cadáveres", dijo el mandatario.

El hallazgo. "Los cuerpos hallados se encontraban ubicados como cayeron", consignaron las fuentes y estimaron que "la fosa habría sido de quema atento la presencia de círculos de neumáticos y rastros de combustión en los cuerpos, pero la misma no habría concluido por razones desconocidas".

Hasta el momento se encontraron "restos óseos correspondientes a un mínimo de 15 (quince) individuos esqueletizados parcialmente quemados", además de "elementos asociados a los restos óseos, tales como proyectiles de armas de fuego, restos de ropa y calzado".

Según informó el diario tucumano La Gaceta, la hipótesis que manejan los investigadores, de acuerdo con los hallazgos, es que los cuerpos fueron primero quemados, luego, con una retroexcavadora, se removió tierra y los restos, y finalmente se rellenó la fosa.

El lugar del horror. Desde 1975, durante el llamado "Operativo Independencia" y la dictadura, en el Arsenal funcionó un campo de concentración y exterminio copiado de los construidos por los nazis durante el III Reich, con barracas para prisioneros, doble alambrada perimetral y torres de vigilancia.

El Arsenal fue el segundo centro clandestino de detención más grande de todo el país durante la dictadura cívico-militar que comenzó en 1976.

Hasta allí solía ir el fallecido represor Antonio Bussi y encabezaba algunas ejecuciones sumarísimas de prisioneros con los ojos vendados y las manos atadas a la espalda: un gendarme arrepentido confió que el entonces gobernador de facto asesinó a la adolescente Ana María Corral, de 16 años.

© Publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el miércoles 14 de Diciembre de 2011.


La excavación realizada en el predio castrense encontró "restos óseos calcinados". Foto: Centro de Información Judicial

Varios cuerpos tenían atadas las manos y otros tenían proyectiles de arma de fuego, informaron los forenses. Foto: Centro de Información Judicial

En el lugar trabajó durante meses el Equipo Argentino de Antropología Forense. Foto: Centro de Información Judicial

La hipótesis que manejan los investigadores, de acuerdo con los hallazgos, es que los cuerpos fueron primero quemados. Foto: Centro de Información Judicial 

Los restos pertenecerían al menos a 15 personas. Foto: Centro de Información Judicial 

El lugar era visitado por el represor Antonio Bussi, quien llegó a encabezar ejecuciones a prisioneros allí. Foto: Centro de Información Judicial

La hipótesis que manejan los investigadores, de acuerdo con los hallazgos, es que los cuerpos fueron primero quemados. Foto: Centro de Información Judicial


Identifican los restos del senador peronista Vargas Aignasse...

 El ex senador tucumano fue secuestrado y asesinado por la dictadura. Por este hecho fue condenado Domingo Bussi.

Había desaparecido durante la Dictadura. Dónde lo encontraron.

Los restos de Guillermo Vargas Aignasse, senador provincial justicialista desaparecido en la última dictadura, fueron encontrados en una fosa común e identificados, informó hoy su hijo Gerónimo, ex diputado nacional y actual legislador tucumano.

Por el crimen de Vargas Aignasse, en abril de 1976 fueron condenados en 2008 a cadena perpetua los ex jerarcas de la dictadura Luciano Benjamín Menéndez y el recientemente fallecido Antonio Domingo Bussi, con fallos que quedaron firmes tras ser confirmados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La recuperación de huesos del dirigente peronista y su identificación, mediante el cotejo de ADN con tres de sus hijos fue llevada a cabo por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

© Publicado por el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el miércoles 14 de Diciembre de 2011.


Pozo de Vargas en Tucumán.

Pozo de Vargas en Tucumán.

Kirchner hizo detener el tren y junto a familiares de desaparecidos, que lo acompañaban en el vagón, se bajó y depositó un ramo de flores, a modo de homenaje en el Pozo de Vargas. "Voy a pelear para que la Argentina recupere la Justicia; para eso tenemos que saber qué pasó en el país hace 30 años", dijo, entonces.


video
 Las respuestas de Jorge Rafael Videla sobre los "Desaparecidos"



Publicar un comentario