miércoles, 29 de febrero de 2012

Anonymous... De Alguna Manera...

Detienen a diez argentinos por ataques a sitios web...

 Careta. La usan los miembros de la red Anonymous.

Operativo de Interpol en Europa y América latina. Hubo 40 allanamientos en 15 ciudades, donde apresaron a 25 personas. Son presuntos miembros de Anonymous. En el país capturaron a supuestos hackers en Capital, San Isidro, Tucumán y Córdoba.

Son la pesadilla de los gobiernos, las corporaciones y las grandes empresas. Y aunque sus ataques pocas veces suelen ser mortales sí son lo suficientemente certeros como para mostrar lo que sus enemigos preferirían disimular. Decir que Interpol anunció ayer la detención de 25 hackers –diez de ellos en Argentina– sería restarles categoría. Porque el megaoperativo que llevó más de ocho meses de investigación y abarcó cuatro países fue para intentar frenar a la mayor red de activistas informáticos del mundo, Anonymous.

Se cree que la red abarca a más de seis millones de usuarios en todo el planeta. Ayer, Interpol informó que había logrado dar con 25 de ellos. Según pudo saber Clarín, todos los argentinos eran mayores de edad, en el grupo había tanto hombres como mujeres y vivían en Capital Federal, San Isidro, Río Cuarto (Córdoba) y Tucumán.

La investigación, a la que Interpol denominó Exposure –“exposición”– comenzó en junio de 2011. En total, se realizaron 40 operativos en 15 ciudades de España, Argentina, Chile y Colombia. Además de los detenidos, que tienen entre 17 y 40 años, Interpol se llevó 250 equipos informativos y teléfonos celulares. También dinero que, se cree, sirve para financiar las actividades de Anonymous.
A estos detenidos se los acusa de haber hackeado páginas oficiales del gobierno colombiano, en particular del Ministerio de Defensa.

“Por acabar con los bosques, con los campesinos, con la DIGNIDAD de nuestro pueblo”, decía la leyenda con que Anonymous invadió esos sitios colombianos para protestar contra la construcción de una represa y sobre todo contra la represión con que fueron desalojados los campesinos de Quimpo.

Es que más que hackers en este colectivo llamado Anonymous se agrupan miles de organizaciones de activistas siglo XXI. “Son como piqueteros”, los definió uno de los investigadores argentinos, no sólo porque bloquean información sino porque además lo hacen para protestar.

Las webs de la CIA, la realeza española o la empresa Sony están en la extensa lista de sus “víctimas”. Uno de los blancos más recientes fue el sitio de Combined Systems, una empresa acusada por Amnistía Internacional de vender al gobierno egipcio 46 toneladas de municiones y sustancias químicas irritantes y gases lacrimógenos para reprimir protestas.

Además de los diez argentinos, en Chile fueron detenidas seis personas –una de ellas colombiana– de entre 17 y 23 años. También están acusados de haber participado del ataque “Tormenta del Sur”, en mayo de 2011, para bloquear los sitios de la empresas que están construyendo represas en la Patagonia. En España, las detenciones fueron cuatro –uno de ellos un menor que quedó bajo la custodia de sus padres–. A los españoles se los acusa de “asociación ilícita y daño informático”. Los otros cinco fueron apresados en Colombia.

Bernd Rossbach, director ejecutivo en funciones de los Servicios Policiales de Interpol, aseguró en un comunicado que “esta operación demuestra que la delincuencia en el mundo virtual tiene consecuencias reales para las personas involucradas, y que Internet no puede ser visto como un refugio seguro para la actividad criminal, no importa dónde se origine o a dónde apunte”. Lejos de ser vistos como delincuentes, estos “informáticos anónimos” tienen cada vez más seguidores dispuestos a apoyarlos en sus “cruzadas”.

© Publicado por el Diario Clarín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el miércoles 29 de Febrero de 2012.



Publicar un comentario