domingo, 22 de enero de 2012

Bic Mac argentino... De Alguna Manera...

Pese a los controles, el Big Mac argentino está entre los más caros...

Índice Bic Mac

McDonald´s de Argentina fue presionada por Guillermo Moreno. En el último relevamiento de The Economist aparece séptimo a nivel mundial y es el segundo en la región. Refleja la revaluación del peso.

El índice pareciera sacado de otra década, cuando a pesar de la deflación generada por la recesión, el 1 a 1 de la convertibilidad hacía de la Argentina uno de los países con precios más caros en dólares a nivel regional e incluso entre los más caros en todo el mundo. Pero no, se trata de una foto de urgente actualidad: la inflación que en los últimos años subió por el ascensor mientras la devaluación del peso lo hacía por la escalera, volvió a llevar el precio en dólares de la hamburguesa Bic Mac a una de las más caras en todo el mundo y la segunda más costosa de la región, apenas por debajo de Brasil.

En el último relevamiento de la prestigiosa revista británica The Economist, el Bic Mac porteño quedó ubicado como el séptimo más caro de todo el mundo, a un precio 4,64 dólares.

La unidad de medida es Estados Unidos, el país creador del Bic Mac, donde hoy cuesta 4,20 dólares y ubica a los Estados Unidos en el puesto 12, apenas por debajo de los países de la zona Euro.

Por más que se trate de la comparación sobre el precio de una simple hamburguesa, el índice Bic Mac se hizo sumamente popular a partir de los años 80 en todo el mundo y genera miedos insospechados entre los funcionarios, ya que sirve para medir el grado de atraso cambiario. El Big Mac más caro es el suizo (US$ 6,82) y el más barato es el de la India (US$ 1,62).

En los últimos años, McDonald’s Argentina aceptó presiones del secretario de Comercio y actual hombre fuerte de la economía, Guillermo Moreno, para que el precio de la Big Mac quedara disimulado entre las promociones que la casa de comidas rápidas llama “pequeños precios”.

El plan era mantener el Big Mac argentino entre los más baratos del mundo, para no reflejar apreciación cambiaria. A cambio, Arcos Dorados (dueña de la concesión de McDonald’s para la Argentina y también para Brasil, entre otros países de la región) no habría tenido restricciones para importar los juguetes que entrega en las cajas felices.

El Big Mac argentino sólo es superado en estos días por la misma hamburguesa hecha en Brasil, a su vez la cuarta más cara del mundo (US$ 5,68), lo cual pone en evidencia la revaluación del real en los últimos años, a pesar de la reciente devaluación de 20% la moneda brasileña. El ascenso de la Argentina en esta tabla refleja la revaluación del peso argentino pese a los esfuerzos del gobierno por mantener un tipo de cambio alto y competitivo.

Esa revaluación se dio por la vía de la inflación, que según los índices provinciales y las consultoras privadas fue de 23% a lo largo de 2011, mientras que la devaluación del peso (que se traduce en el alza de la cotización del dólar oficial) fue durante ese mismo período de 7%. ¿Por qué el Big Mac volvió a ser caro? En realidad, más que encarecerse, lo que hizo McDonald’s fue abaratar otros de sus productos. A lo largo de 2011 McDonald’s optó por ubicar en sus “pequeños precios” a otros productos premium, como la “Triple Mac” (en los primeros meses de 2011) y la “Doble cuarto de libra con queso” (en los últimos meses del año).

© Publicado por el Diario Clarín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el lunes 16 de Enero de 2012.


Efecto Moreno: el Big Mac sale la mitad que los otros combos…

 Big Mac

Por sugerencia del Secretario de Comercio, se vende a $ 21,90 contra $ 42,00 de otros productos. La poca exhibición de la hamburguesa estrella llamó la atención de The New York Times.

A la izquierda, con fotos grandes, están los carteles de las hamburguesas “Angus”, cuyos combos se venden entre $ 41 y $ 42. A la derecha, se encuentran desplegadas las promociones de “McNífica”, “CBO Chicken” y “Doble cuarto de libra con queso”, entre otros, que van de $ 33 a $ 38. A primera vista, no hay ni una imagen del “Big Mac”, el sandwich más famoso de McDonald’s y quizás uno de los más populares del mundo. Hay que recurrir a la lista de precios –que se encuentra pegada a las paredes laterales de los locales– para encontrar una foto de esa combinación de dos hamburguesas, con pepino, cebolla y mayonesa. El precio del combo (gaseosa y papas medianas) es de $ 21,90, un 50% menos que los McAngus . El importe es incluso más bajo que la oferta de la semana: el combo del cuarto de libra con queso, a $ 28.

La escena llamó la atención del prestigioso diario The New York Times , que publicó un post llamado “Ataque al Big Mac de Argentina”. “¿Por qué McDonald’s le resta importancia a la hamburguesa más famosa del mundo?”, se pregunta. Allí, habla de la posible intervención del Gobierno. Y se menciona un artículo del diario La Nación , donde se informaba que la mano de Guillermo Moreno también alcanzó al Big Mac. “No hay acuerdos de precios con el Gobierno”, respondió la compañía ante una consulta de Clarín . “Estos (los precios) se fijan según la estrategias de marketing”, agregaron.

El índice “Big Mac”, que mide el precio de esa hamburguesa en todo el mundo, es una creación de la revista británica The Economist . Y es visto por muchos economistas como un indicador sobre si una moneda puede estar sobrevaluada o depreciada. “Por eso le interesa a Moreno”, comentan los académicos. Aún a mitad de precio con respecto a otros, el Big Mac está a US$ 4,70 , más caro que en Estados Unidos , pero más barato que en Brasil. “El Big Mac ya es un ícono de la marca, todos lo conocen y necesita menos promoción”, agregan en McDonald’s.

Además de tener poca visibilidad, el “Big Mac” presenta otras particularidades. El precio del sandwich en sí mismo es de $ 20, y añadirle papas y gaseosa sólo cuesta $ 1,90 . En el resto de los sandwiches, el promedio por transformar un producto individual en combo va de $ 8 a $ 16.

Arcos Dorados, que es dueña de la franquicia de McDonald’s para 20 países latinoamericanos, tiene sede en la Argentina. Factura cerca de US$ 4.000 millones anuales, con una rentabilidad del 10%.

© Escrito por Martín Bidegaray y publicado por el Diario Clarín de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el sábado 26 de Noviembre de 2011.
   
Publicar un comentario